A veces, Tal vez, Pero para Siempre

Aunque solamente hemos sido padres de crianza a una niñita, he obtenido una perspectiva profunda de lo que significa ser un padre de crianza. Una perspectiva donde simultáneamente decimos a veces, tal vez, pero para siempre. Es extraño hacer comentarios como “he tenido un bebe”. La mayoría de la gente razonaría que mi bebe creció y dejó de ser bebé, pero este comentario hecho en el tiempo pasado es cargado con mucho más de lo que parece ser. De esta misma manera me imagino como otros padres de crianza platican de cómo llevaban a sus hijos a la práctica de futbol o cómo se reunían con las maestras de sus hijos. Hablando en un tiempo pasado complejo.

Qué extraño es ser una pareja joven, pero sentirse como que ya has experimentado lo que se siente cuando los hijos crecen y se van de casa. Qué extraño es volver a una vida sin escuchar pasitos corriendo por la casa. Nunca he estado embarazada, pero conozco la anticipación que es estar esperando un niño. Conozco la anticipación de saber si será niño o niña. Sin embargo, mi anticipación es un poco distinta, ya que no tengo idea cuántos, qué edad ni cuándo llegará este niño(os). Para complicar la situación aún más, normalmente los padres que esperan la llegada de un niño, pueden imaginarse cómo será el semblante de su hijo, nosotros… ¡ni la menor idea!

Cuando nuestra niñita, Melody, fue reunificada con su familia, la mayoría de las personas guardaron silencio al respecto. Usualmente, no sacaban el tema al menos que yo tomara la iniciativa. Esto es entendible y creo que fue la opción más sabia al contraste de tratar de hacer platica al respecto. Sin embargo, pienso que es importante por lo menos reconocer lo que ha pasado en lugar de ignorarlo. El silencio a veces produce situaciones incómodas que pueden ser evitadas. Lo que sentí fue la mejor manera de que algunos se enfrentaron a esta situación fue simplemente reconocer la situación, pero a la vez no insistir saber más. Unas ideas de cómo hacer esto pueden ser decir algo como “Sé que (nombre del niño, en este caso Melody) fue reunificada. Estoy aquí si quieres hablar.” o “Estoy pensando en ustedes, sé que esto ha de ser difícil para ustedes, por favor déjame saber si hay algo que pueda hacer para ustedes” Mensajes de texto, obsequios pequeños o tarjetas también son una buena opción. Cualquier forma de reconocimiento es mejor que miradas disimuladas o silencios incómodos. Claro, solo puedo hablar de mi propia experiencia, pero pienso que no seremos los únicos padres de crianza que conozcan y que puedan ahora tener algunas cosas para considerar cuando conozcan a otros. 

47D93927-0EE4-4ABC-8CAE-E8471E8C31C1

*****

Tengo hijos, a veces

Cambio pañales, a veces

Juego con muñecas, a veces

Leo cuentos de hadas, a veces

Voy a fiestas de niños, a veces

Ayudo con tareas, a veces

me reúno con maestras, a veces

 

Tengo hijos, a veces.

*

Tendré una niña, tal vez 

Tendré un niño, tal vez

Tendré gemelos, tal vez

Tendré un bebé, tal vez

Podré adoptarlos, tal vez

Regresarán a casa, tal vez 

Podré conocer a su familia, tal vez 

 

Tal vez.

*

Pero amo, para siempre

Recuerdo con cariño, para siempre

Estoy aprendiendo, para siempre

Agradezco, para siempre

Estoy bendecida, para siempre

Estaré apegada, para siempre

Soy cambiada, para siempre

 

Amo, para siempre.  

36CF6224-F12E-46D6-A8E3-D130DC08C850

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s